Un reciente estudio realizado en México, llamado “Degradación y Biodegradación en materiales plásticos”, busca analizar en detalle estos procesos y verificar si varias de las creencias instaladas en el público tienen bases científicas.

Muchas veces se ha dicho que los plásticos tardan 500 años en degradarse, sin embargo, este estudio afirma que en la degradación no es intrínsecamente positiva o negativa, sino que depende de mucho factores. Es por eso que resulta imposible determinar cuánto tiempo les toma degradarse a los plásticos. La degradación puede ser buena en ciertas condiciones y problemática en otras.

En los últimos tiempos, los plásticos biodegradables se han mostrado como una alternativa más amigable al medioambiente, pero el estudio indica que es estos también se ven afectados por factores externos. Para conocer más acerca de este estudio y son conclusiones pueden leer la nota original.