La famosa marca de ropa ha decidido sumarse a la ola de sustentabilidad que está creciendo a nivel mundial. Recientemente ha lanzado al mercado un modelo de polo fabricado a partir de plástico reciclado, bautizada como “Earth Polo”.

En la nota, se detalla que para cada unidad de la prenda se utilizan alrededor de 12 botellas plásticas, recolectadas mediante el proyecto First Mile. Las botellas son prensadas hasta obtener fibras con una maneabilidad similar a la del algodón.

Esta iniciativa es tan solo la primera de un completo cambio de paradigma de la marca, que busca introducir importantes cambios en su modelo de producción. De acuerdo a directivos de la empresa, el objetivo es abandonar por completo las fibras naturales para el 2025 y usar solo fibras recicladas.