Okani Medical Technology, una empresa china dedicada a la fabricación de implantes, prótesis y articulaciones artificiales, desarrolló ORGKnee un nuevo implante de rodilla creado totalmente en polímero.

Esta creación está basada en la polieteretercetona Zeniva de Solvay (PEEK) y promete una vida útil de más 10 años. Gracias a la utilización de este material, su costo será muy inferior a los tradicionales implantes metálicos.

“La capacidad de inyección de PEEK hace posible la producción a gran escala de los implantes a un tiempo y coste mejor que los implantes metálicos”, aseguró en esta nota Zhonglin Zhu, director de tecnología de Okani. ¿Se inicia una nueva era para la medicina?